11 de noviembre de 2014

Cepillo dental Oral-B Pro 600 | Próxima a ti

Hace no mucho fui seleccionada para un proyecto en el que iba a probar el cepillo dental Oral-B PRO 600 y el dentífrico Oral-B Pro-Expert Multi-Protección.


En esta entrada me voy a centrar en el cepillo de dientes y os voy a contar mis impresiones sobre él.


Desde hace años vengo utilizando, creo que se nota..., estos cepillos. Me han gustado siempre y no me han defraudado, porque para mí, hacen una limpieza más en profundidad que cualquier cepillo manual.

Da gusto pasarse la lengua por los dientes, porque te deja esa sensación de cuando vas al dentista y te haces una limpieza, limpios limpios. Además yo soy de encías sensibles y me sangran por menos de nada, éste cepillo ha conseguido que ese problema se reduzca casi en su totalidad.


Yo que tengo dos versiones anteriores de esta marca de cepillos, noto la diferencia, ya que el ruido que hace es bastante inferior a los otros. Además, el cabezal CrossAction es mejor que los que yo venía utilizando hasta ahora, y noto una limpieza más profunda todavía, así que no sólo importa el cepillo, sino que el cabezal también es importante. Se diferencia de los que yo tenía, en que en éste los filamentos están inclinados para que la limpieza sea más precisa y levante y elimine mejor la placa. Hay que cambiarlos más o menos cada tres meses, y el precio de dos cabezales es de unos 10 €. No son muy baratos, y es un aspecto a tener en cuenta cuando nos compramos éste tipo de cepillos, ya que cada cierto tiempo tenemos que gastarnos más dinero en los recambios, y ya sabemos que estos son más caros que los cepillos manuales.


El cepillo que yo venía utilizando hasta ahora tenía un temporizador que a los dos minutos te avisaba de que ya había pasado el tiempo conveniente de cepillado. Éste modelo, sin embargo, llega más allá. Divide la boca en 4 cuadrantes y emite un sonido corto cada 30 segundos, para indicarnos que debemos cepillar el siguiente. El tiempo de cepillado se acumula incluso cuando apagamos el mango, aunque si ese tiempo es superior a 30 segundo, se resetea del todo y es como si volviera a empezar.

Está equipado con un sensor de presión que evita cualquier daño en nuestros dientes y que si hacemos excesiva presión , el movimiento oscilante del cabezal continuará pero el pulsátil se parará. Además, oiremos un sonido diferente durante el cepillado.


La duración de la batería para mí es la estándar en este tipo de aparatos, unos 7 días si utilizas el cepillo 2 veces al día, 2 min. Si la batería está baja la luz frontal que indica la carga se pondrá en rojo. En ese momento es cuando tendremos que poner a cargar el cepillo sino queremos quedarnos sin batería. Lo pondremos en su base de carga y la luz de carga, mientras se carga el cepillo, parpadeará en verde.
Cuando esté completamente cargado, se apagará la luz.

También después de cada uso, lo podemos dejar en su base de carga, para tenerlo siempre disponible para otras veces y nunca quedarnos sin batería, pero yo suelo cargarlo cuando se agota, ya que creo que este tipo de baterías se estropean más si las tenemos siempre conectadas, cargando.

Desde la marca nos recomiendan que para mantener la capacidad máxima de la batería recargable,
desenchufemos la base de carga y descarguemos el mango completamente con el uso regular al menos cada 6 meses. Eso tenedlo en cuenta si siempre lo tenéis cargando en la base.

Creo que no me he dejado nada, bueno sí, el precio. El recomendado por la marca es de 52 €, aunque en Amazon lo podéis encontrar por 36,08 €. Si estáis dudando con algún regalo de Navidad, creo que puede ser un buen regalo.

¿Habéis utilizado este tipo de cepillos o sois incondicionales de los cepillos manuales?

12 comentarios :

  1. No me he animado aún con los cepillos eléctricos, y, cuando los probé hace años, eran mucho más rudimetarios que estos.
    Me ha encantado la reseña y puede que me anime a probar alguno.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que para mi, merecen la pena. Los recambios son caros, pero la limpieza que se consigue con ellos, no es comparable a un cepillo normal.
      Besosssss

      Eliminar
  2. yo he empezado hace unos meses a usar cepillo eléctrico por recomendación del dentista y la verdad es que me gusta, aunque hace muuucho ruido y despierto a mi familia jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, así no necesitan despertador, jejejeje.
      Besossssss

      Eliminar
  3. Yo tengo uno y ha cambiado mi rutina bucodental. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como te acostumbres a uno de estos, se ve fácilmente que es más eficaz que uno manual.
      Un besazo!!!

      Eliminar
  4. Hola! Mi novio lo usa desde hace poco y dice que va divino, me estoy pensando en pillarme uno para mi también, que la higiene dental es muy importante!

    Por cierto, estoy con una iniciativa nueva por el blog, por si te interesa participar :)

    Un beso!

    Eli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vivís juntos lo podéis compartir, ya que se pueden cambiar los cabezales y ponerles una arandela de colores para diferenciar los de cada uno.
      Ya he visto la iniciativa, aunque últimamente ando muy justa de tiempo con el blog, familia...etc, así que no me atrevo a comprometerme con otra persona para escribir una entrada. Ya lo siento. Espero que más adelante siga la iniciativa para que pueda apuntarme. Gracias por decirme.
      Un besazo!

      Eliminar
  5. Me lo regaló mi hermano hace años por el cumple. Lo usé bastante pero ahora reconozco que lo tengo olvidado porque me da pereza andar recargándolo. Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, ánimo y a volver a darle uso, que está genial y es muyyyyy eficaz!!! Aunque reconozco que hay temporadas que los he dejado apartados por eso mismo. ;)
      Besosssss

      Eliminar
  6. Hombre, estos cepillos son super interesantes, pero yo tengo un mini baño y si somos 3 en casa me agobio de pensar en los cargadores y los cepillos correteando por el. Ya que los normales los pones en un vasito y sobra.
    Pero desde luego... tienen que ser un gustazo.
    Ya me llegará el día de poder disfrutar de uno de estos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como vivís juntos lo podéis compartir, ya que se pueden cambiar los cabezales y ponerles una arandela de colores para diferenciar los de cada uno. No hace falta comprar un cepillo para cada uno! Además, yo tampoco tendría baño para tanto cacharro. ;)
      Un besazo!

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...